La fuerza de la palabra

En la comunicación existen múltiples medios y canales y la palabra se puede emplear con un tono específico. Están los receptores, que oyen o leen un mensaje y pueden tener un pensamiento crítico o no. Están aquéllos capaces de construir su mensaje, imprimir sentimientos en su voz o las palabras escritas. Muchas personas tienen el coraje de hacer uso de la misma.

Esto se puede implementar a nivel masivo o en una conversación uno a uno. La palabra puede representar poder o empatía pero de uno u otro modo siempre transmite.

Cada palabra cumple una función específica de acuerdo al contexto en el que se utiliza. En ocasiones se la puede asociar con la capacidad de habla, el talento en la oratoria. Las palabras en una reunión multitudinaria o una asamblea presentan un desafío mayor frente un numeroso grupo de oyentes.

Sabemos también que escribir un libro implica mucho tiempo de edición y corrección. A su vez, es presentar un largo trabajo en el cual el autor presenta una idea propia a un público que lo interpretará.

Interesados en conocer más del tema realizamos una entrevista a la autora María Isabel Clucellas.

Entrevista a María Isabel Clucellas: “La escritura, literatura y la palabra”

Escritora y periodista cultural, nació en la ciudad de Buenos Aires, República Argentina. Autora de diez y seis obras de narrativa que comprenden novelas y cuentos, un gran número de sus trabajos han sido incluidos en  antologías de historia y literatura. Conferencista, jurado y panelista, participa activamente en encuentros nacionales e internacionales.

1. ¿De qué se trata el libro que escribiste recientemente?

Experiencia es un libro intimista que recopila numerosos textos.

2. ¿Qué cosas inspiran la escritura de este libro? ¿Un sentimiento? ¿una historia real? 

Está escrito por momentos con dolor, otros en compañía de imborrables y gozosos recuerdos. Aunque incluye pinceladas de humor, es un libro escrito desde la nostalgia de un largo y feliz tiempo compartido.

3. ¿Cómo organizas tus ideas para escribir? ¿con líneas de tiempo, cuadros sinópticos?

Las ideas se organizan por sí mismas. Los personajes viven su historia y los veo andar varios pasos delante de mí. Yo escribo esos andares, esas idas y vueltas, la peripecias de sus vidas, de sus sentires.

4. ¿Cómo es tu ambiente de trabajo a la hora de escribir? ¿espacio, luz, música tal vez?

Trabajo en indispensable soledad a la hora mágica de la siesta.

5. ¿Buscas información para escribir?¿En dónde?

Depende del marco donde se desarrollan las historias. Si es histórico, investigo en archivos y bibliotecas. El realismo y la verdad, la verosimilitud, son espacios primordiales en mis obras.   

6. ¿Cómo creas un personaje?  

Cuando alguna persona de carne y hueso por alguna razón que desconozco me llama la atención, despierta mi interés, empiezo a adornarla o a endilgarle características que quizás no le sean propias pero sí una posibilidad verosímil. Manipulo, cambio, transformo, compongo un todo con rasgos de distintos individuos, incluso propios. Son detonantes ocultos, entra en juego el misterio de la creación.   

7. Ese personaje, ¿Cómo pasa del sueño o imaginación a la descripción en palabras?

Mis personajes hablan por sí mismos, yo recojo sus palabras; se auto describen, se perfilan, se muestran al lector mientras viven su propia historia. El lector recompone.

8. Por último ¿Qué le sugeris a alguien que quiere empezar a escribir?

Leer buenos autores; no para copiar, no para seguir caminos que no le son propios, sí para formar su expresividad, para urdir una novedad, para dar una vuelta de tuerca a la literatura. 

Finalmente, gracias María Isabel